Gases intestinales

gases intestinales imagen

Se forman en el intestino por la acción de las bacterias cuando el alimento está siendo digerido. Los gases, también conocidos como flatulencia, circulan a través del intestino y son expulsados del cuerpo a través del recto.

La flora intestinal reside en el colon. Esta flora, formada por bacterias que conviven con nosotros desde que nacemos, usan como alimento los nutrientes que ingerimos y que no son absorbidos por el intestino (residuos). Durante el proceso, las bacterias generan gran cantidad de gases en el colon que no tienen olor (son formados por hidrógeno, metano, oxigeno, dióxido de carbono).

De este gas, una parte se trasfunde a la sangre y el resto es eliminado vía anal (ventosidades anales). Una fracción ínfima de estos gases tienen olores fétidos (son formados por gases sulfatados) y su cantidad e intensidad varía de persona a persona y se relaciona entre otros factores con el tipo de alimentación.

En su mayoría, los alimentos que contienen carbohidratos (azúcares) son los principales responsables de la producción de gas en el colon. La digestión de grasas y proteínas no produce gas.
Síntomas y problemas producidos por los gases intestinales
Atribuimos con frecuencia a los gases intestinales la sensación de flatulencia, los eructos, la hinchazón o distensión abdominal con o sin dolor, o el dolor de barriga. Algunos individuos relatan eliminar gases de muy mal olor. Otros perciben el paso de gas intestinal, aún de volumen normal, como una sensación molesta o incluso dolorosa.
Los nervios, el estrés y una dieta poco equilibrada son generadores habituales de gases intestinales, fenómenos que, a pesar de ser parte del proceso natural y funcional de la digestión, pueden producirnos alteraciones.
Los gases intestinales proceden de diferentes factores. El 90% de los casos, podemos situar su origen en el aire deglutido durante la ingesta de comida o bebida. Este aire se compone básicamente de oxígeno, nitrógeno y CO2.

No obstante, el 10% restante se origina en la acción de la flora bacteriana que, en situación normales, se encuentra en el colon o intestino grueso. Estos microorganismos actúan de forma distinta según el individuo y según se haya ingerido un tipo u otro de nutrientes, sobre todo si estos no son bien asimilados en el intestino delgado y pasan al colon sin procesar.


Estas bacterias del intestino se encuentran por millones en el colon y son imprescindibles para diferentes trabajos del organismo: proliferan consumiendo alimentos indigeridos en la parte alta del tracto digestivo (intestino delgado) y se alimentan preferentemente de carbohidratos como el almidón, algunos azúcares y fibras, que escapan a un proceso digestivo previo. Entre los productos de la digestión bacteriana están los gases como el hidrógeno y los diferentes tipos de gases metano.


A pesar de que son muy molestos, especialmente si uno no consigue expulsarlos, los gases no son graves. Cabe también destacar que acostarse tras comer provoca la disminución del ritmo de la digestión, favoreciendo la percepción de aire estomacal.

Productos recomendados

DEPURCOLON


Es sin duda la mejor opción para realizar una limpieza de colon con increíbles ventajas en su método de 3 pasos. Pulsa en la imagen de DEPURCOLON para conocer todas sus ventajas, saber cómo usarlo, ver consejos sobre productos laxantes o como comprarlo ...

Depurcolom - consejos sobre gases intestinales

¿ Quieres preguntar algo sobre Depurcolon o cómo solventar problemas con gases intestinales ?

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

Nuestros expertos te ayudarán con cualquier duda sobre cómo utilizar Depurcolon

consulta sobre gases intestinales